Dejando el Pasado. Dirigiéndonos al futuro

“Nuevas son sus misericordias cada mañana”

Lamentaciones 3.23

Con estas palabras La Iglesia Hispana de la Comunidad hace del 2011, un año donde las misericordias de Dios se harán realidad en nuestras vidas cada día. Esto nos permitirá ver realizadas nuestras metas para este año.

Mayordomos de la Casa de Dios

Esta Mayordomía incluye no sólo el trabajo como parte del cuerpo de Cristo, sino en toda área de nuestra vida tanto secular y espiritual, como cristianos, como hijos de Dios. Así también a nivel personal, familiar, social, con la naturaleza y la iglesia.

El tema del domingo anterios fue: Dirigiéndonos al 2011 en donde tambien enfoqué acerca de las llamadas “Resoluciones (metas)” y de cómo estas están pasando de moda pues se dice que el 90% de las personas al tercer mes ya han se han olvidado o han renunciado a ellas; pero que las metas o “sueños” deben ser una prioridad dentro de nuestra vida cristiana.

Tener un sueño o meta es tener una Visión, y esto lo que produce es ENFOCAR NUESTRA ATENCION hacia lo que deseamos cumplir. Para esto se necesita PLANEAR (poner por escrito) los pasos que debemos hacer para alcanzar dicha VISION.

El pensamiento del Mes de nuestra iglesia es: Hay soñadores y planificadores,  los planificadores son los que ven sus sueños cumplirse.

Para ser buenos mayordomos (administradores) de la Casa de Dios podríamos empezar con:

I- Mirar Hacia Atrás. 

Antes de proponernos una meta, sueño, visión; sería importante romper, anular, quebrantar, enterrar aquellas viejas metas que no hemos logrado y que nos mantienen estancados en el pasado, que no nos dejan mirar hacia el futuro y AVANZAR.

  • ¿Que es lo que lo mantiene atado al pasado?
  • ¿Que es lo que no pudo realizar que le hace sentirse fracasado, un don nadie, o victima de la incomprensión, rechazo, maltrato y maldad que otros le hicieron?
  • ¿Que promesas hizo que al no cumplirlas le limitan de triunfar o de hacer nuevas promesas?

Debido a nuestra naturaleza humana y a la astucia del enemigo, estas cosas que en muchas ocasiones están ocultas en lo profundo de nuestras emociones indirectamente pueden influenciar nuestras actitudes y acciones presentes.

Algo que en muchas ocasiones pasamos por alto es que, bíblicamente hablando, cada vez que nosotros emitimos una palabra o ponemos una meta, es un voto lo que se hace. Podemos leer en la Biblia acerca de bendiciones, maldiciones y votos.  Las palabras son espiritualmente poderosas y supernaturales y estas pueden causar impacto negativo en nuestra vida diaria (en el matrimonio, vida de familia y personalmente) “Muerte y vida, están en poder de la lengua…” Proverbios 18.21

Por ejemplo: El pensar llegar a ser totalmente independiente, nos puede llevar a rechazar la ayuda de otros, a depender de otros para lograr una meta personal. Recuerde que Dios nos creo como SERES RELACIONALES, que no podemos lograr nada sin la ayuda e intervención de otros. E incluso entorpece al aprendizaje de depender de Dios para todo lo que hacemos, pensamos y vivimos diariamente.

El haber escuchado palabras como: “No sirves para nada”, “Tu futuro esta en la cárcel”, “Nunca aprenderás”, “Nunca alcanzaras”, le han limitado a tomar riesgos, a hacer cosas nunca antes hechas, etc.

Dicho y entendiendo esta luz bíblica lo que debemos hacer es pedirle a Dios que nos revele qué nos tiene atados al pasado, qué nos está impidiendo trabajar y avanzar hacia las bendiciones que Dios nos tiene para este nuevo presente y futuro.

II- Enforcarnos en la visión. 

Cuando estas cadenas son quebrantadas estaremos libres y listos para enfocarnos en ese sueño, para crecer primeramente en nuestra relación con Dios, en nuestra vida espiritual y establecer (Planificar) esos pasos hacia el futuro.

  • ¿Como se ve ahora en su interior, cuales son sus anhelos, que sueños le gustaría realizar?

Termino con estas palabras bíblicas que le motivarán a esforzarse, luchar y perseverar para alcanzar sus sueños.

  • TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ES MI FORTALEZA. Filipenses 4.13.
  • SI DIOS ES CON NOSOTROS QUIEN CONTRA NOSOTROS Romanos 8.31
  • NINGUNA ARMA FORJADAD PROSPERARA CONTRA TI. Isaías 54.17
  • CUANDO PASES POR LAS AGUAS, YO ESTARE CONTIGO, Y SI POR LOS RIOS, NO TE CUBRIRAN ESTAN NO TE ANEGARAN, CUANDO PASES POR EL FUEGO NO TE QUEMARAS, NI LA LLAMA TE ABRASARA. Isaías 43.2
  • Porque yo se los planes que tengo para ustedes, declara el Señor, planes de bienestar, para darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29.11