ESCRITO ESTA… Parte II

.

Jesús ya estaba lleno del Espíritu, pero ese mismo Espíritu lo llevó al desierto. Jesús vino al mundo a salvar almas, pero el Espíritu lo envió donde no había nadie…

mas bien, en el desierto iba a encontrar fieras, peligros, hambre y escasez. Pero una vez que soporto por medio de la palabra todas las adversidades, salió VICTORIOSO Y CON PODER!!!

.

.