LA DESTRUCCION DE FORTALEZAS

Todos enfrentamos batallas constantemente. La lucha es diaria, y aunque sabemos que la guerra está ganada, siempre tenemos que pelear y seguir adelante. Pero para poder vencer, debes asegurarte que estás usando las armas correctas. Muchas personas están cansadas y frustradas porque están peleando con las armas incorrectas.

La Biblia nos dice en Corintios 10: 4-5 que las armas de nuestra milicia no son carnales, es decir, que cuando usamos lo que Dios nos da, esas armas espirituales, podremos destruir cualquier argumento del enemigo.

Tremendo mensaje por nuestra hermana María Jourdain.