PREPARAD EL CAMINO

Para poder experimentar la gloria de Dios en nuestras vidas, debemos de preparar ese camino, que muchas veces hemos torcido. Hay cosas en nuestras vidas que debemos enderezar a fin de que podamos tener ese encuentro con Dios.

La vida no es fácil y necesitamos de Dios en todo tiempo. Necesitamos estar aferrados a El. En su misericordia, Dios nos ha enviado al Espíritu Santo para que camine a nuestro lado y nos ayude.