YO SE QUE MI REDENTOR VIVE

.

Job lo perdió todo: sus bienes, su familia, sus amistades, su salud… sin embargo, su mas grande anhelo no era recuperarlo todo. Su mayor anhelo era ver a Dios.

Job entendía lo que Jesús dijo mucho tiempo más adelante: “Busquen primeramente a Dios y su justicia y todo lo demás será añadido” Mateo 6: 33. ¿Qué pasaría si en vez de pedirle cosas a Dios, le buscas a El? ¿Si en lugar de pedirle, buscas conocerle? ¿Si en lugar de buscar felicidad, provisión, sanidad, prosperidad, etc., buscas a la fuente de vida de donde todas esas cosas vienen?

.