CUANDO LOS MILAGROS NO SON SUFICIENTES PARA SEGUIR A CRISTO

¿Cómo pasamos de querer hacer a Jesús rey a darle la espalda y abandonarlo? Cuando las multitudes vieron cómo Jesús multiplicó 5 panes y 2 peces para alimentar casi 20,000 personas, quisieron hacerlo rey a la fuerza; no porque creyeran en El o sus mensajes, sino por la comodidad de recibir milagros sin mucho esfuerzo. Cuando Jesús no acedio, sino al contrario les hizo un llamado a buscar el PAN DE VIDA, muchos le dieron la espalda y lo abandonaron. Ni el milagro de alimentar tantas personas fue suficiente para que muchos estuvieran dispuestos a seguirle. Al final, Jesús le pregunta a sus discípulos: “¿Y ustedes también quieren irse?”

.